Compartir
¡Entrevistamos al chef, Felipe Siu a raíz de su emprendimiento!

Conoce al Tabancureño que prepara el verano con sus nostálgicos helados "EnCaja"

11 de Septiembre de 2018

Otro Tabancureño chef que se la juega probando como un emprendedor innato, Felipe Siu (Gen 08) después de estudiar 3 años ingeniería comercial, se cambió de carrera y se transformó en chef administrador de restaurantes. Ahora junto a su socia le dan la bienvenida al verano con un producto único: Helados Encaja, con sabores únicos que apelan a la nostalgia del cliente. Aquí la conversación con otro exalumno fanático de los almuerzos de Rosa María y su equipo. Conoce en la siguiente entrevista el interesante desafío que tiene para su negocio y que desde ya te invitamos a probarlo en su local de Vitacura, Tobago 1381. ¡Además puedes comprar por Whatsapp >  (+569 4548 4372 ó +569 9744 4091)!

¿Qué estudiaste, en qué trabajaste antes y qué es lo que te mantiene ocupado actualmente?

Estudié Administración Gastronómica Internacional. Anteriormente estuve tres años en Ingeniería Comercial, siempre pensando en empezar un negocio relacionado con la gastronomía. Recién pasados 3 años decidí dedicarme directamente a lo que me hacía feliz. Trabajé en la administración de restaurantes y actualmente trabajo en marketing de una empresa de congelados (nada que ver con Helados Encaja), por lo que ha sido un tremendo desafío compatibilizar ambas cosas, sobre todo por la rapidez con la que se nos han dado las cosas.

¿Qué desafíos te ha traído emprender? 

Emprender es crear cosas de la nada. Es satisfacción y sufrimiento en paralelo. Hay que dejar muchas cosas que uno aprecia de lado, con la retribución de la respuesta positiva de la gente. Eso es lo que más nos importa. Emprender es un aprendizaje constante, y muy duro. Hay que caerse muchas veces del caballo, pero basta una sola vez que el caballo parta para no parar más. 

"Creo que el límite somos nosotros mismos. Nos han querido comprar la idea, pero encontramos sumamente atractivo el poder desarrollar la idea nosotros mismos"

¿Qué es lo mejor de emprender en un negocio ligado a los helados?

El sentirse orgulloso de lo que uno está haciendo. Ver cómo crece lo que uno partió desde cero. El poder salir adelante con el ingenio del equipo que conformamos con la Jesu, mi socia. Cuando uno emprende, puede hacer las cosas lo más agradables o desagradables dependiendo de las personas que se elijan. Con ella, la pega se ha hecho sumamente agradable: muy seria, pero distendida. Nos reímos harto, bromeamos pero trabajamos muy duro. Nos complementamos perfectamente bien, cada uno es bueno en su área, pero ambos compartimos el mismo fin.

  
¿De qué se trata tu negocio y cuáles son los sueños a lograr? 

Con mi socia, María Jesús Montalva, producimos y vendemos helados artesanales. Conformamos un tremendo equipo y estoy infinitamente agradecido de ella.  Sin aditivos, persevantes ni colorantes. Tenemos versiones con cremas animales y veganas (y obviamente sin lactosa: para las personas que vivan bajo esa filosofía o que tengan una intolerancia). Hacemos un producto diferente. Le hemos puesto mucho cariño y dedicación, y eso se ve retribuido con la respuesta del cliente. Creo que cuando uno hace las cosas bien la gente se da cuenta. Hemos llegado (muy rápidamente) a un producto que supera en calidad al de empresas de renombre.

"Nos dimos cuenta de que estudiamos lo que estudiamos por el hecho de vivir diariamente el placer personal de hacer felices a la gente con nuestro trabajo, y ese es nuestro sueño que se está cumpliendo"

Ambos somos chefs, y la típica talla de los que vivimos del rubro es que la gente nos dice "bueno, ¿y cuándo nos vas a cocinar?". Nuestra respuesta fue crear Encaja, de manera de poder entregarle a la gente una parte de nosotros en su freezer, de manera que cuando quieran disfrutar, de alguna manera podamos ser partícipes de ese momento agradable. Conversando un día con ella ambos nos dimos cuenta de que estudiamos lo que estudiamos por el hecho de vivir diariamente el placer personal de hacer felices a la gente con nuestro trabajo, y ese es nuestro sueño que se está cumpliendo: crear felicidad con nuestra felicidad, y eso nos da plenitud. Es lo que nos mueve. ¿Si nos falta por crecer? Creo que el límite somos nosotros mismos. Nos han querido comprar la idea, pero encontramos sumamente atractivo el poder desarrollar la idea nosotros mismos, darle vida a este proyecto, por lo que nos hemos negado.

¿En qué crees que se diferencia tu producto del resto de la competencia? 

Le metimos ganas a nuestras recetas. Nuestra filosofía es que nuestros helados sean "lo mismo, pero distinto": que un helado de Cookies N' Cream sea de Cookies N' Cream y no que haya que bucear para encontrar una galleta, sólo por dar un ejemplo. Queremos tener un producto nostálgico, como esa escena de Ratatouille que el crítico gastronómico se acuerda de su niñez al probar un plato. Por eso desarrollamos los sabores que desarrollamos. El poder de la nostalgia es muy fuerte, y la gente lo busca mucho.

Uno de los problemas de la mayoría de los helados del mercado es que se endurecen demasiado. Nosotros quisimos solucionar eso y con sudor, pruebas y errores (y harta cachativa) llegamos a un producto que minimiza que el helado "se congele demasiado". Además de sacar sabores distintos (siempre acordándonos del factor nostalgia) con los mismos ingredientes naturales.

"Queremos tener un producto nostálgico, como esa escena de Ratatouille que el crítico gastronómico se acuerda de su niñez al probar un plato"

¿Cómo pueden hacerte pedidos de tus productos y cuáles son los precios?

Actualmente estamos recibiendo los pedidos vía Whatsapp (+569 4548 4372 ó +569 9744 4091) y nos enfocamos en la publicidad boca a boca. También están disponibles en Tobago 1381, en Vitacura. El formato que estamos trabajando es de 355 ml (para 2 ó 3 personas) y tiene un valor de $2500 el tradicional y $3000 el vegano/sin lactosa. Como el objetivo es disfrutar compartiendo, tenemos disponibles varios sabores para que cada uno pueda elegir el que más Encaje acorde a sus gustos personales, de manera que puedan tener un momento agradable en compañía de sus seres queridos.


  
¿Qué recuerdos tienes del Tabancura?

La calidez y calidad humana. Creo que soy nostálgico en ese sentido también. Me acuerdo mucho de mi época del colegio y extraño esos días. De los profesores, de los amigos, de la comida de la Rosa María y de comer pan con ketchup en la fila del almuerzo para salir a las pichangas en las canchas de maicillo lo más rápido posible. Pero definitivamente lo que más recuerdo es la calidad de las personas y las virtudes aprendidas.

"Con sudor, pruebas y errores (y harta cachativa) llegamos a un producto que minimiza que el helado "se congele demasiado"

¿Qué invitación les harías a los tabancureños para que conozcan tus productos? 

¡No sólo a ellos! Invito a todos a ser parte del clan Encaja. Somos un equipo profesional que queremos crear felicidad con nuestra felicidad, como mencionaba antes. Es por eso que les aseguramos que nuestro producto está hecho con lo mejor de lo mejor, porque es lo que mueve nuestro mundo.

¿Tienes redes sociales, sitio web? 

Estamos trabajando para ustedes. Al igual que nuestro producto, queremos ofrecer lo mejor y eso incluye el sitio web, redes sociales, las fotos y la publicidad. Queremos hacer las cosas bien a la primera, por lo que no nos interesa tener una página web mediocre provisoriamente. Esperamos harto tiempo para comprar el dominio web encaja.cl y no otro, por la misma razón. A la velocidad que se nos han dado las cosas, muy prontamente verán publicidad de Helados Encaja.

¡Felicitaciones al Tabancureño Felipe Siu y los invitamos a todos a probar sus helados! 

 

Únete a nuestras Redes Sociales

Súmate a las redes sociales oficiales de “Tabancureño”, en ellas podrás encontrar los mejores archivos históricos, videos exclusivos, ofertas laborales, invitaciones deportivas e invitaciones a los mejores eventos para los ex alumnos del Colegio Tabancura.