Compartir
27 de octubre del 2020

Desde el interior de Trabün: Cara a cara con su fundador, Juan Antonio Álvarez

27 de Octubre de 2020

Ex alumno generación 2013 y uno de los 100 líderes jóvenes del año 2018 según El Sábado, Juan Antonio es uno de los cofundadores de Trabün, fundación que busca revolucionar la enseñanza en valores. ¿Qué llevó a un economista de la UC a dedicarse a tiempo completo a la educación? Acá su testimonio

¿Qué año saliste del Colegio y cuáles son tus mayores recuerdos de él?

Egresé el año 2013 del Tabancura y tengo muy buenos recuerdos del Colegio. Son muchas cosas, empezando por los profesores del Colegio y todos los compañeros de curso, pero también de los entrenamientos en las tardes, los berlines, las copas CAT o el centro de alumnos. 

¿Qué es Trabün? ¿Cuáles fueron sus inicios?

Trabün es una fundación que partimos 6 exalumnos del Tabancura y cuya misión es apoyar en la formación integral de niños de colegios y familias de alta vulnerabilidad. Queremos que los niños no solo sean mejores alumnos, sino que sean mejores hijos, amigos y ciudadanos, en definitiva, mejores personas. Para eso utilizamos una metodología práctica, innovadora y atractiva para los alumnos, bajo nuestro lema "Jugando se Aprende". Comenzamos el 2015, cuando estábamos en segundo año de universidad, después de haber ido a conocer la feria de Bajos de Mena y conversado con las familias y feriantes, donde recibimos su inquietud de apoyar a los niños de la comunidad. Partimos 20 voluntarios haciendo talleres los días sábado a muy pocos niños, porque apenas nos conocían.

Trabün es una fundación que partimos 6 exalumnos del Tabancura y cuya misión es apoyar en la formación integral de niños de colegios y familias de alta vulnerabilidad

¿El ser exalumno del Colegio Tabancura ayudó de alguna manera a que naciera esta fundación?  

De todas maneras. En primer lugar, porque un profesor se nos acercó en IV Medio a proponernos la idea de partir un proyecto social. Lo segundo, porque de los 20 voluntarios iniciales, alrededor de 15 eran exalumnos del Tabancura. Y lo tercero, porque nuestros profesores en el Colegio intentaban darnos una formación integral y varios intentaban mantener un vínculo no solo en la sala de clases, lo cual también intentamos hacerlo en Trabün.

¿Cuál ha sido el avance que ha tenido la fundación? Considerando los primeros planes que ustedes tenían.

La verdad es que hemos avanzado muchísimo. Como conté antes, empezamos 20 voluntarios haciendo talleres los días sábado, con alrededor de 25 niños. Al 2018, ya éramos cerca de 100 voluntarios distribuidos en 5 colegios. La buena acogida de los colegios y las familias nos motivó a dar un salto profesional en 2019, complementando nuestro voluntariado con la implementación de programas formativos Trabün dentro de la sala de clases. Así, hoy en día trabajan 9 profesores y más de 150 voluntarios en la fundación, lo que nos permite apoyar a más de 2.000 niños. Nunca imaginamos un crecimiento tan grande ni menos que nos dedicaríamos profesionalmente a la fundación.

Así, hoy en día trabajan 9 profesores y más de 150 voluntarios en la fundación, lo que nos permite apoyar a más de 2.000 niños. Nunca imaginamos un crecimiento tan grande ni menos que nos dedicaríamos profesionalmente a la fundación

¿Sientes que van por el camino correcto? ¿Cuál ha sido el impacto que han tenido en los lugares donde se desarrolla Trabün?

Siempre hay cosas por mejorar, pero a grandes rasgos creo que vamos por el camino correcto. Hemos logrado que los valores y habilidades socioemocionales se trabajen de manera práctica y entretenida con los niños, al mismo tiempo que los colegios en los cuales trabajamos cada vez le entreguen una mayor importancia y más recursos. Además, hemos realizado tests que revelan que los niños forman vínculos más significativos con sus profesores Trabün que con otros profesores, lo cual también nos motiva a seguir en este camino.

Hemos logrado que los valores y habilidades socioemocionales se trabajen de manera práctica y entretenida con los niños, al mismo tiempo que los colegios en los cuales trabajamos cada vez le entreguen una mayor importancia y más recursos

¿Qué es lo que se viene? ¿Cuál es el plan a futuro y qué piensas que pueden mejorar?

Estamos en un momento determinante para el futuro de la fundación, podríamos hacer la analogía con la etapa de inversión inicial de todo proyecto o empresa. Estamos consolidando y mejorando nuestros programas: de Orientación, de Religión, de Tutorías y del Voluntariado. Así, en estos años que vienen queremos crear un modelo que sea escalable para muchos colegios del país. Para eso, tenemos que mejorar y potenciar nuestra área de evaluación de impacto, junto con diversificar nuestro financiamiento y que cada vez más personas se comprometan con el proyecto (¡Alerta de Marketing! En www.fundaciontrabun.cl/hazte-socio puedes hacerte parte en segundos y aportarnos lo que tú quieras para que más niños reciban educación en valores)

 

 ¿Alguna vez te has arrepentido de algo (respecto al proyecto)?

Sí, obvio. En un principio nos faltó incluirnos más con los profesores de los colegios, que nos conocían muy poco y no sabían qué hacíamos en los talleres los sábados o cómo pensábamos apoyar dentro de la sala de clases. Si volviera atrás, hubiese ido a conversar con ellos antes de empezar nuestros programas en el colegio, para enriquecerlos con su experiencia y consejos, que es lo que ahora intentamos hacer en los nuevos colegios con los cuales trabajamos.

¿Cuál ha sido tu peor y tu mejor experiencia en Trabün?

Mi peor experiencia quizás fue un susto grande que pasé este año, cuando me contaron que un voluntario se había llevado a alojar a dos alumnos a su casa sin ni siquiera informar en el colegio (lo cual afortunadamente no era cierto). Pero mientras intentábamos averiguar qué había ocurrido, estuve muy preocupado y nervioso, porque no estaba clara la versión de los niños y sus apoderados, e incluso alcanzamos a pensar que habían suplantado la identidad de un voluntario. Mi mejor experiencia es bastante más difícil de seleccionar, porque de verdad han sido muchas. Podría mencionar una clase del año pasado en que los niños se involucraron tanto con el tema que terminaron enseñándome a mí. También cuando supe que Juanito, un alumno mío de una escuelita de invierno, había superado su fobia escolar al retomar el semestre. Tampoco puedo olvidar las infinitas muestras de agradecimiento que he recibido por parte de los niños y de sus familias.

También cuando supe que Juanito, un alumno mío de una escuelita de invierno, había superado su fobia escolar al retomar el semestre. Tampoco puedo olvidar las infinitas muestras de agradecimiento que he recibido por parte de los niños y de sus familias

¿Y en qué puede aportar un ex-alumno del Tabancura a Trabün?

La verdad es que puede aportar enormemente y cuenta con bastantes alternativas. Si está en la universidad, que no lo dude y postule a ser voluntario para el próximo año en nuestra página web, ya tenemos abiertas las inscripciones. Si es que tiene un interés muy grande por la educación, podría pensar en dedicarse algunos años a ser un profesor Trabün y le aseguro que no se arrepentirá. Y todos sin excepción pueden realizar la mejor inversión de su vida en Trabün: al hacerse socios de la fundación (por el monto que quieran), generarán un retorno social tan grande en nuestros niños, que en ningún otro negocio lo podrán alcanzar. Concluyo con una cita e invitación, muy adecuada para los tiempos que vivimos: "De nada sirve al hombre lamentarse de los tiempos en que vive. Lo único bueno que puede hacer es intentar mejorarlos". 

Si está en la universidad, que no lo dude y postule a ser voluntario para el próximo año en nuestra página web, ya tenemos abiertas las inscripciones. Si es que tiene un interés muy grande por la educación, podría pensar en dedicarse algunos años a ser un profesor Trabün y le aseguro que no se arrepentirá

Únete a nuestras Redes Sociales

Súmate a las redes sociales oficiales de “Tabancureño”, en ellas podrás encontrar los mejores archivos históricos, videos exclusivos, ofertas laborales, invitaciones deportivas e invitaciones a los mejores eventos para los ex alumnos del Colegio Tabancura.

X
Asociación de Ex Alumnos del Colegio Tabancura
RUT: 65.143.578-1
Banco Santander
Cuenta Corriente: 71984397
Email: contacto@tabancureno.cl